A caballo regalado, no le mires el diente, reza un refrán español. Pero si FreedomPop te da gato por liebre, supongo que mi atrevimiento estará justificado. Llevo una semana intentando usar el servicio de telefonía que ha cautivado a los medios de comunicación y ha dejado en aparente “jaque” a las demás compañías, y he llegado a la conclusión de que contratar FreedomPop es un grave error.

Su puesta en escena se justificó bajo el pretexto de que todos merecen conexión a Internet y que, por tanto, ofrecerían su servicio de manera gratuita. Claro, 100 minutos en llamadas VoIP y 200 megas de datos no podían suponer un desembolso convencional, no habrían podido acceder al mercado de manera tan escandalosa. Ahora bien, cuando vas a contratar el servicio y descubres que debes pagar 11,98€ (9,99 por la activación y 1,99 por el envío), empiezas a pensar que no todo es como te lo cuentan. Pero tampoco le das demasiada importancia… Al fin y al cabo, ¿qué son 12€?

Eso sí, este ha sido el único desembolso que he tenido que hacer. Por lo que su promoción de conexión y llamadas gratuitas se mantiene intacta por ser técnicamente cierta. En mi caso, a la hora de hacer el contrato, opté por coger una tarifa de llamadas ilimitadas y 2 Gb de datos gratis durante un mes (valorado en 8,99€/mes). Seamos serios, nadie va a ningún lado con 200 Mb, y ya que te dan la posibilidad… Pues de nada ha servido, oye. Solo he podido hacer una llamada a través de FreedomPop, y fue de una pésima calidad.

Lo intenté en repetidas ocasiones desde diversos lugares, pero siempre con el mismo resultado: no marcaba porque decía que no tenía conexión. Claro, cuando te encuentras con que compras una tarjeta para comunicarte y no te deja hacerlo, empiezas a ver las señales de humo como única alternativa posible. Bueno, he sido un poco drástico, siempre quedará WhatsApp. FreedomPop ha asegurado que siempre podrás utilizar esta herramienta de manera gratuita, sin que te contabilicen los megas contratados. Ahora bien, en este punto no puedo decir gran cosa: apenas he podido consumir unos pocos megas de los 2 Gb. Pero según he leído, es cierto y funciona de manera independiente.

Sí, solo he consumido unos pocos megas, a pesar de disponer de 2 Gb. Y ha sido así porque me ha resultado imposible utilizar con normalidad el móvil. Su falta de conexión 4 G favorece esta situación, pero nunca me había quedado sin conexión (nada de nada) en mi propia casa… Y no vivo en Mordor, eh. Por suerte, FreedomPop no permite, de momento, realizar la potabilidad, y te obliga a elegir un nuevo número de teléfono. Sin duda, una mala noticia -con fecha de caducidad- para todo aquel que busca cambiar de compañía sin perder el número. No era mi caso.

Llegados a este punto, me gustaría mandar un abrazo a todos los que han recibido un WhatsApp “extraño” de un 668…

Pero no todo es malo. FreedomPop ofrece roaming gratis en más de 25 países, por lo que podría ser una posible alternativa (si no eres Vodafone) para el extranjero. Bueno, siempre y cuando tengas conexión 3 G y esos pequeños detalles de los cuales no he podido disfrutar durante la última semana. Por lo tanto, para que no haya ninguna duda: si estás pensando en contratar FreedomPop, vete a Tuenti. Los precios son muy similares y el servicio de esta segunda, según tengo entendido, es bueno.